¡Hola papás y mamás!

¿Quién no ha fabricado un teléfono con dos vasos de yogur?

Nuestros pequeños Pececitos podrán experimentar con el sonido con este simple elemento.

Necesitáis:

  • 2 vasos de yogur
  • Un trozo de cuerda

En la parte inferior de cada vaso hacéis dos orificios por los que pasaréis la cuerda y haréis un nudo. Y aquí ya entra en juego la imaginación. Previamente los peques habrán podido decorar el teléfono como más les guste. Pueden pegar papelillos, pegatinas, utilizar pintura…

¡La diversión y el rato de juego están asegurados!